Una visión del alcance y efectos de la sociología en el arte del derecho (An overview to sociology’s scope and impact in the art of Law)

Description
RESUMEN: El presente estudio es una aproximación abierta de carácter crítico que pretende arrojar luz a la teoría del derecho revisando algunos de los efectos que ha traído consigo el influjo del pretendido positivismo sociológico y la consecuente

Please download to get full document.

View again

of 19
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Information
Category:

BusinessLaw

Publish on:

Views: 13 | Pages: 19

Extension: PDF | Download: 0

Share
Tags
Transcript
  1 UNA VISIÓN DEL ALCANCE Y EFECTOS DE LA SOCIOLOGÍA EN EL ARTE DEL DERECHO AN OVERVIEW TO SOCIOLOGY’S SCOPE AND IMPACT IN THE ART OF LAW UNE VISION DE LA PORTÉE ET DES EFFETS DE LA SOCIOLOGIE DANS L´ART JURIDIQUE Pablo Sanz Bayón Universidad Pontificia Comillas Artículo publicado en la Revista Espíritu: cuadernos del Instituto Filosófico de la Fundación Balmesiana , Nº147, 2014, págs. 99-116. ISSN: 0014-0716  2 RESUMEN: El presente estudio es una aproximación abierta de carácter crítico que pretende arrojar luz a la teoría del derecho revisando algunos de los efectos que ha traído consigo el influjo del pretendido positivismo sociológico y la consecuente alteración de su objeto científico. Desde una perspectiva transversal con el plano político, se discutirá el alcance de dicha transformación en la presente cultura jurídica, atendiendo a la preferencia que obtiene la interrelación entre el sistema legal y el Estado moderno, cuestión que entra en contraste con lo justo como aporía fundamental del derecho en su sentido clásico. Palabras clave: filosofía del derecho, sociología jurídica, justicia ABSTRACT: This study is an open and critical approach that aims to shed some light on the influence that the sociological positivism has had on the theory of Law and the consequent alteration on its scientific object. Under a crosscutting approach to politics, this article will discuss the scope of this transformation in the context of the current legal culture, based on the preference that the interrelationship between the legal system and the modern State gets. The aforesaid contrasts with the concept of justice as the fundamental problem of Law in its classical sense. Keywords : Philosophy of Law, Sociology of Law, Justice RESUMÉ : Cette étude est une approche ouverte, à caractère critique, qui vise à   apporter un peu de lumière sur la théorie du droit, et à revoir certains des effets causés par l’influence du positivisme sociologique et la conséquente altération de son objectif scientifique. Dans une perspective transversale avec le cadre politique, il sera question de la portée de ladite transformation dans l’actuelle culture juridique, en faisant cas de la préférence obtenue par la correspondance entre le système légal et l’État moderne. Cette dernière contraste avec la justice en tant qu’aporie fondamentale du droit dans son sens classique. Mots clés :  philosophie du droit, sociologie juridique, justice  3 SUMARIO: 1. Introducción 2. El Derecho antes de la sociologización : objeto de la  justicia particular 3. El derecho sociologizado : producto racional objetivado en el Estado 4. Consecuencias de esta transformación 5. Estados de la cuestión 1.   INTRODUCCIÓN El pensamiento moderno sustituyó la fe en las convicciones tradicionales por la fe en la razón y en el progreso. Instauró, ante todo, el imperio de una racionalidad instrumental, una mentalidad calculadora de los medios más eficaces para lograr un fin determinado de orden material. Esa forma de racionalidad operó no sólo sobre las ciencias físicas y técnicas sino también sobre la organización de la sociedad moderna, afectando, por lo mismo, a la ciencia del derecho. Ya en  Die protestantische Ethik und der `Geist´ des kapitalismus , Max Weber 1  constata que la racionalización del material normativo (codificación moderna frente a compilación antigua y medieval) produjo un cambio en la pedagogía jurídica. Ello supuso un paso desde la formación en el derecho como arte a una educación de carácter abstracto en la que se consigue la interiorización por la clase jurídica de las proposiciones como manifiestas o evidentes con el propósito de dotar de seguridad  jurídica a los negocios bajo el incipiente paradigma capitalista liberal e individualista de base protestante 2 . En parecidos términos se refiere Díez-Picazo, quién pone de relieve que “para conseguir estos ideales, el mejor camino era seguramente recoger los materiales que había elaborado el iusnaturalismo de corte racionalista, que, arrancando de Hugo Grocio, llegó después hasta Pufendorf y Thomasio, pues sus raíces filosóficas se 1   Vid.    La ética protestante y el espíritu del capitalismo , Península, Barcelona, 1973. Trad. Luis Legaz Lacambra. 2  De hecho, WEBER (2007) pp. 97-98, observa cómo el jurista por proximidad “técnica” con la política es quién ha despertado en mayor medida su vocación política accediendo a la política profesional en el contexto del Estado moderno, a diferencia de otros científicos especializados: “Tampoco es libre, por ejemplo, el médico, y tanto menos para cuanto más notable sea y más ocupado esté. Por motivos puramente técnicos se libera, en cambio, con mucha mayor facilidad el abogado, que por eso ha jugado como político profesional un papel mucho más importante que el médico, y con frecuencia, un papel resueltamente dominante”. Esta idea se confirma atendiendo a HEGEL (1987) pp. 56-57: “Resulta una gran obstinación, la que hace honor al hombre, no querer reconocer nada en los sentimientos que no haya sido justificado por el pensamiento. Esta obstinación es lo característico de la época moderna, y por otra parte, el principio propio del protestantismo, lo que Lutero comenzó como creencia en el sentimiento y en el testimonio del espíritu es lo mismo que con posterioridad el espíritu más maduro se ha esforzado por captar en el concepto  y para liberarse así en el presente y por lo mismo encontrarse en él”.  4 encontraban en perfecta consonancia con la idea de progreso económico y de libre comercio a que algunas naciones de Europa (Holanda, Inglaterra) aspiraban desde los albores del siglo XVII” 3 . En relación con esta cuestión se superpone otra de fondo, que se correspondería con la posibilidad en derecho de realizar juicios extrínsecos al mismo. Precisamente, esta posibilidad es negada por el positivismo sociológico al identificar la norma con lo justo en abstracto y afirmando lo justo concreto como aplicación del derecho objetivo a la pretensión del derecho subjetivo, despojada de toda consideración metajurídica. Esta visión entra en contraste con la que se adopta en la presente reflexión y que ahora se adelanta, en el sentido de estimar que la justicia en abstracto debe condicionar el contenido del derecho objetivo y, en consecuencia, la justicia en concreto debe buscarse en la defensa del derecho subjetivo desde la justicia en el caso. Se concluirá la reflexión formulando una serie de proposiciones sobre los estados de la cuestión en orden a despejar algunos puntos considerados clave en lo referente a la transformación moderna del arte del derecho por el influjo de la sociología. 2.   EL DERECHO ANTES DE LA SOCIOLOGIZACIÓN  : OBJETO DE LA JUSTICIA PARTICULAR En su significación clásica, la justicia tiene por objeto el derecho, la solución justa, como ejercicio de la prudencia del jurista a la resolución de los conflictos y controversias entre los hombres. Así venía entendiéndose desde Aristóteles. Aunque su filosofía no se ocupó exhaustivamente de lo jurídico, en su Ética a Nicómaco  se observan sus razonamientos fundamentales al respecto, cuyo aporte, junto con el de los  juristas romanos, fue recibido en el Medievo por Santo Tomás de Aquino 4 . De hecho, como afirma Michel Villey, tanto en la Suma Teológica  (IIa. IIae. q. 58 y ss) como en la Ética a Nicómaco  (Libro V), el tratado de la justicia versa sobre todo 3  DIEZ-PICAZO (2005) p. 40. 4  El  Digesto  de Justiniano se inicia con el Libro I de las  Instituciones  de Ulpiano con objeto de informar sobre el significado del derecho en relación con la justicia: “Conviene que el que ha de dedicarse al derecho conozca de donde deriva el término ius  (o derecho). Es llamado así por derivar de “justicia”, pues, como elegantemente define Celso, el derecho es el arte de lo bueno y de lo justo” (D.I, 1, 1, 1). Fuente:    Digesto de Justiniano , Tomo I (versión castellana por D´Ors, Hernández-Tejero, Fuenteseca, García-Garrido y Burillo), Aranzadi, Pamplona, 1968, pág. 45.  5 acerca de la denominada “justicia particular”, cuyo fin no es la salvación o la felicidad de la humanidad –objeto de la “justicia general”-, sino especialmente el buen reparto de los bienes materiales entre los hombre como seres políticos por naturaleza (  zoon  politikom 5 ) 6 . Lo que no quiere decir que como tal justicia de parte, se halle escindida de la formal o legal. Mientras que la justicia general se corresponde con una suma de virtudes y evitación de vicios, que en cumplimiento de la ley redunda en un bienestar social - “ llamamos  justas a las acciones que proporcionan o salvaguardan la felicidad y sus partes para la comunidad política” (V.1) -, Aristóteles distingue la justicia particular, referida al reparto de bienes externos y cuyo fin es la consecución de la proporción 7 . Así, el justo reparto es un punto medio entre el exceso y el defecto en la asignación de lo que le corresponde a cada persona o grupo en calidad de parte concurrente a dicho reparto de bienes y cargas. El fin de la justicia particular es que cada uno tenga lo suyo y esto constituye precisamente el objeto propio del derecho, que se realiza a través de los  jueces. Por tanto, el objeto del derecho es el reparto como ciencia práctica, y no la verdad (objeto de la filosofía) ni la utilidad (objeto de la política y de la economía). Dentro de la justicia particular, Aristóteles distingue entre una pública o distributiva, “que se da en las distribuciones de honores, dinero o cuantas cosas son divisibles entre los participantes de una comunidad política” (V.2) y otra privada o correctiva, “ que pone orden en las transacciones ” (V.2), esto es, la que regula las relaciones de intercambio entre ciudadanos, tanto voluntarias como involuntarias, sean éstas violentas o no, atendiendo al restablecimiento de la igualdad 8 . De acuerdo con lo anterior, el derecho, en tanto que objeto de la justicia particular, se ordena a la búsqueda de la igualdad proporcional porque, “lo justo es un medio entre lo que es desproporcionado y lo injusto es contrario a la proporción ” (V.4), una proporción en el reparto de los bienes y cargas entre los miembros de una comunidad. 5   Vid  . Capítulo II del Libro I de la Política  de ARISTÓTELES. 6  VILLEY (2003) pp. 82-83. 7  La justicia general expresa una idea de orden y armonía, como reunión de virtudes que supone una ventaja para el conjunto social. Lo expresa Aristóteles cuando afirma que “ es una virtud perfecta, y es perfecta porque el que la posee puede usar la virtud para con otro, y no sólo en sí mismo ” (V.1). Pero esta noción de justicia, siendo derecho, es más amplia que el objeto propio del derecho, dado que establece la observancia de las leyes comunes de moralidad para el bien de la ciudad. Véase, ARISTÓTELES (1989) pp.71-72 ss. 8  ARISTÓTELES (1989) pp.69 ss.
Related Search
Similar documents
View more...
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks