Relatos del espacio. Construcción simbolica y circulación de referentes culturales en una practica deportiva

Description
A través de una etnografía sobre las prácticas que tienen lugar en una zona de escalada, este artículo pretende ahondar en la comprensión de los procesos de construcción del espacio de dicha práctica. Hoy en día, los procesos de transformación y

Please download to get full document.

View again

of 13
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Information
Category:

Travel & Places

Publish on:

Views: 6 | Pages: 13

Extension: PDF | Download: 0

Share
Transcript
  ISSN: 1578-4282 Deposito legal: J-154-2003 http://revista.ujaen.es/rae Revista de Antropología Experimental nº 14, 2014. Texto 2: 11-23. Universidad de Jaén (España) “RELATOS DEL ESPACIO”:Construcción simbólica y circulación de referentes culturales en una practica deportiva Guillaume DUMONT Universidad Claude Bernard Lyon 1 (Francia)guidumo@gmail.com  Resumen: Palabras clave: Abstract: “ACCOUNT OF THE SPACE”: Symbolic construction and circulation of cultural referents of a sport activity A través de una etnografía sobre las prácticas que tienen lugar en una zona de escalada, este artículo pretende ahondar en la comprensión de los procesos de construcción del espacio de dicha práctica. Hoy en día, los procesos de transformación y apropiación del espacio y los fenómenos deportivos están estrechamente imbricados en dinámicas globalizadas donde circulan símbolos y signicados, así como valores y estatutos. Estos contenidos y conguraciones culturales se territorializan en cada proceso de construcción espacial. Mediante la descripción y el análisis de estas formas culturales, en concreto a través del acercamiento a las acciones individuales y producciones mediáticas en un lugar especíco, este artículo cuestiona el papel de éstos individuos en los procesos de construcción y apropiación del espacio consagrado en la práctica de la escalada.Drawing upon multi-sited ethnographic research focusing on practices occurring in a rock climbing area, this paper aims to contribute to the understanding of how space is constructed into a place. The construction and appropriation of the spaces of practice in the ‘lifestyle sports’ setting are narrowly embedded in global connections through which circulate symbols and meanings, but also values and statues. In this context, these referents and cultural congurations are territorialized by participants. Through description and analysis of these cultural forms and their circulation, which bridge individual actions and media production in a specic place, this paper emphasizes how rock climbers construct, develop, appropriate, and sustain rock climbing areas. Espacio. Lugar. Circulación cultural. Deporte. EtnografíaSpace. Place.Cultural circulation. Sport. Ethnography  Revista de Antropología Experimental , 14. Texto 2. 2014 12 I. Introducción Siguiendo los principios teóricos formulados por De Certeau (1980) en lo referido a los fenómenos de construcción y apropiación de los lugares y del espacio, podemos ver en los espacios construidos como soporte de una práctica deportiva determinada, la escalada, lugares “antropológicos” (Augé, 1992). En estos se desarrollan conguraciones relacio -nales estrechas y complejas mediante este soporte de práctica y a través de procesos de construcción identitaria: “El dispositivo espacial es a la vez lo que expresa la identidad del grupo (los orígenes del grupos son a menudo diversos, pero la identidad del lugar es lo que lo constituye, lo junta y lo une al mismo tiempo), y lo que el grupo debe defender frente a las amenazas externas e internas para que el lenguaje de la identidad conserve su sentido” (Augé, 1992, 60) [traducido por el autor]. En esta perspectiva del “lugar como lugar histórico, identitario y relacional” (Augé, 1992) [traducido por el autor], analizaremos el caso concreto de una zona de escalada en roca, Magic Wood. Dicho análisis se lleva a cabo a través de una metodología etnográca desarrollada a partir del trabajo de campo realizado en el seno de esta zona de escalada a lo largo de los años 2008, 2009 y 2010. A través de observación participante, historias de vida, entrevista semi-dirigidas y diarios de campo, he intentado describir y analizar los procesos de construcción del modo de vida asociado a esta práctica deportiva con practicantes diarios y comprometidos. Aunque el trabajo de campo ha sido multi-situado, en este artículo me reero únicamente a la zona de escala denominada anteriormente.Este artículo pretende contribuir al conocimiento socio-antropológico de los fenómenos de apropiación de los espacios de práctica deportiva, en el marco de los deportes de natura-leza. Primero introduzco la zona donde tuvo lugar el trabajo de campo, para luego presentar algunos elementos etnográcos fruto de la observación y análisis de un día de escalada. La tercera parte articula la evolución sociohistórica de la práctica de la escalada y de sus luga-res, con el contexto de las culturas deportivas y termina/concluye cuestionando el concepto de “comunidad del instante” con respeto al de “comunidad de destino” de Maffesoli (1988). II. Una zona de referencia En el mundo de la escalada en roca, Magic Wood es clasicada comúnmente bajo la denominación de spot  1  y además, de spot   peculiar dado su carácter notoriamente elitista por sus bloques 2  de alta dicultad. La expresión toponímica Magic Wood pone de maniesto parte de los elementos naturales, considerados de forma extraordinaria por los escaladores. Un reto mágico donde el relieve del bosque ilustra constantemente: un bosque frondoso, el suelo cubierto de musgo que llena el paisaje de reejos verdes oscuros a la llegada del verano, un río encerrado en las profundidades de un barranco que se extiende y se pierde en la lejanía. Aunque dicha expresión responde a una construcción espacial propia de los es- caladores, las características naturales de Magic Wood son apreciadas igualmente por otros observadores y usuarios ajenos a la escalada. Además, esta zona y sus alrededores tienen también una existencia institucional bajo el nombre de Averstal 3 . Varios actores participan 1 Terminología utilizada por los escaladores para describir el sitio de la práctica. Hágase paralelismos con otras prácticas deportistas en Wheaton, 2000. 2 La escalada en bloque, o Bulder, es una de las modalidades de práctica de la escalada libre. Se practica sobre bloques de roca de altura variable, que no requieren el uso de cuerda para asegurarse pero de crash-pads , tipo de colchoneta, colocados a base del mismo bloque.3 Avers es el nombre del ayudamiento suizo de la región de Graubünden, situada en el distrito de Hinterrhein.  Revista de Antropología Experimental , 14. Texto 2. 2014  13 en los procesos de creación y de desarrollo de un sitio de escalada, escaladores o no. En la cotidianidad, escaladores, medios de comunicación, poderes públicos, otros usuarios y población local interactúan alrededor de este espacio en paralelo a otros actores ajenos al mundo de la escalada, cada uno con sus propias construcciones espaciales dando lugar a tenciones signicativas (Gupta y Ferguson, 1992).Sin embargo, el juego terminológico de Magic Wood oculta otra realidad que, aunque se puede intuir a través del adjetivo mágico atribuido, no se puede observar a primera vista. De hecho, si ciertos elementos de la naturaleza se consideran de carácter mágico, existen otros elementos, de naturaleza social, importantes en el seno de este espacio y dentro del mundo de la escalada. Estos elementos participan igualmente en la elaboración de la identidad del lugar y dependen del orden de las interacciones. Entonces hablamos de otra realidad. Esta se esconde detrás de los rostros de los individuos que han hecho de este lugar una vivienda temporal (unos días, algunas semanas o algunos meses), una realidad que requiere de tiem-po, paciencia y compromiso para dejarse desentrañar. Por lo tanto, la interpretación de las interacciones que tienen lugar en Magic Wood (sujeto-sujeto/sujeto-naturaleza) nos sitúa frente a un ejercicio de desdoblamiento semiótico a través de una percepción visual com- pleja. Hirsch y O´Hanlon reexionan sobre esta complejidad de las percepciones visuales ilusivas y la describe a través del prisma etnográco: “Hay por entonces un paisaje que vemos inicialmente y un segundo paisaje cual resulta de la práctica local y que llegamos a reconocer y entender mediante el trabajo de campo y a través de la descripción etnográca y interpretación” (Hirsch y O´Hanlon, 1995: 2) [traducido por el autor]. El ambiente de Magic Wood, como lugar de escalada, y así lo recoge su nombre, es úni -co. Las razones de esta valoración residen en las características naturales del sitio y, tal y como apuntado anteriormente, su ambiente fanático por los escaladores. Su localización, su aislamiento y, sobre todo, su importante concentración en bloques de alta dicultad, hacen de este sitio un lugar privilegiado como pocos; un lugar en el cual la proximidad física da forma a una cierta obligación de interactuar. En esto Magic Wood también es especial, tal como un “haut lieu”  (Sayeux, 2010), una referencia. Esta orografía concreta y los factores climáticos imponen unas condiciones de vida particularmente duras, especialmente cuando el lugar de residencia lo constituye una tienda de campaña o una furgoneta, modalidades cuyas limitaciones obligan a llevar una vida al aire libre. Es el carácter del lugar el que trasmite la magia, “el ambiente estético 4 ” (Maffesoli, 1988) producido y difundido por su atmósfera y reputación ganadas a lo largo del tiempo y alrededor de este sitio. Estas carac -terísticas tienen que ver con la frecuentación de la zona y su desarrollo, pero también con un lugar especial: el aparcamiento. Éste se transforma en el espacio de vida de los escaladores presentes, un lugar donde se pueden observar, a través de una segunda mirada, ciertas ten-dencias actuales del “microcosmo” de la escalada (De Léséleuc, 2004), y los procesos de construcción del espacio por los escaladores. Por otra parte, Magic Wood puede ser considerado como testimonio del desarrollo de la escalada en bloque durante los últimos diez años. Tiene bloques de alto nivel que han sido escalados varias veces por diferentes escaladores a lo largo del tiempo, constituyéndose como referencias 5 , así como fotograados, grabados y difundidos por el mundo a través de los medios especializados. Estos bloques, y sus atributos culturales, se han globalizado a través de la difusión mediática de estos espacios de escalada. Algunos bloques de roca 4 ‘  L´ambiance esthétique’. 5 Bloques o vías de escalada de referencia, de notoriedad internacional, imbricados en tramados de circulación, que forman parte de un círculo de referente sobre los soportes de práctica.  Revista de Antropología Experimental , 14. Texto 2. 2014 14 se han convertido en referencias internacionales por la actividad, han sido denominados y graduados, descotados o modicados, generando en cierta manera una base de conocimien -to universal a nivel de esta modalidad de la práctica. De esta forma, y aunque esta zona se caracterizaba en sus primeros años de existencia por una frecuentación en su mayoría eli-tista (locales y escaladores de alto-nivel), estos nuevos procesos referidos a la construcción, desarrollo y difusión global de conocimiento, junto a la popularización de la práctica y de la zona, han dado lugar a ciertas complicaciones, las cuales se han traducido, por ejemplo, en la aplicación de medidas restrictivas. Desde nales de los años 90, cuando los primeros escaladores empezaron a visitar el bosque, la disposición y acondicionamiento de la zona ha cambiado radicalmente. A partir de 2004, el crecimiento de la frecuentación de la zona desató varios problemas con los pueblos vecinos. El aparcamiento y el camping salvaje o las hogueras pusieron en peligro el futuro de Magic Wood como lugar dedicado a la escalada. A través de negociaciones y compromisos entre los escaladores locales y el ayuntamiento, se habilitó una zona de aparcamiento/acampada con el n de minimizar las molestias producidas por la presencia de los escaladores. También, la zona escalable fue delimitada de manera institucional, re- gulando geográcamente los límites del espacio accesible. El acceso al bosque, que antes se realizaba mediante un cable que salvaba el acceso al río, fue habilitado a través de la construcción de un puente de madera, sustituido posteriormente por uno de hierro. Además, un camino fue señalado con la intención de minimizar la multitud de sendas que llevaban a los diferentes sectores. Durante los meses de verano, la sobre-frecuentación satura la zona de acampada y muchas veces resulta imposible aparcar en los alrededores. A día de hoy, Magic Wood cuenta con un albergue situado a un kilometro de la zona y está publicitado en las páginas turísticas ociales suizas como zona de escalada, difusión que suele aparecer a menudo con los sitios de escalada. Como se puede observar en el caso de Magic Wood, la escalada ha experimentado un aumento de popularidad muy signicativo y el número de practicantes ha incrementado notablemente. Este fenómeno, ligado en cierta manera al desarrolló de los denominados “li - festyles sports” (Wheaton, 2004), está relacionado, estrechamente, con su recuperación vi -sual y comercial desde los medios de comunicación y de las empresas especializadas (Beal y Wheaton, 2003. De Leseleuc, 2004. Aubel, 2005. Soulé y Walk, 2007. Wheaton, 2010. Woermann, 2012). Dibujan y desarrollan formas de comercialización de la experiencia a partir de una codicación e institucionalización previa de estas posibles vivencias. Estos procesos dan lugar dentro de los grupos de escaladores a reacciones y resistencias (De Lésé-leuc, 2004. Aubel, 2005) similares a las observadas en el caso de los skaters, snowboarders  o surfers  (Beal y Wheaton, 2003. Rinehart y Sydnor, 2003. Wheaton, 2004. Sayeux, 2008. Snyder, 2011).De esta manera, las acciones y el posicionamiento de la “industria de la escalada” afec-tan directa o indirectamente, en mayor o menor medida, a los procesos de desarrollo de estos lugares, tanto por sus acciones concretas y directas en las zonas, como a través de los escaladores. Introducir estos juegos de roles y relaciones de inuencia económica en el análisis de la construcción de espacios de práctica, vuelve al concepto de autenticidad 6 , así como los diferentes fenómenos asociados a dicha noción, las relaciones de poder dentro de la práctica, las relaciones mercantiles entre los medios de comunicación y estas compañías, y sobre todo, la creación de valores y signicados incorporados por los individuos. No olvi -demos que, si un espacio se convierte en lugar de práctica por la acción de individuos, estos últimos formarán parte de relaciones más amplias y diversas, de manera consciente o no. Los lugares de práctica tienen una función central en el mundo de la escalada, cons-tituyendo también uno de los criterios fundamentales en la elaboración de los juicios de 6 Véase también a Beal y Wheaton, 2003; Wheaton, 2004; Donnelly, 2006; Soulé y Walk, 2007; entre otros.  Revista de Antropología Experimental , 14. Texto 2. 2014  15 autenticidad. No obstante, este concepto es una construcción social dinámica que depende al mismo tiempo de fenómenos externos a la práctica en sí, tal y como lo ilustra el rol y la acción de los medios especializados. Sus criterios varían en paralelo a la práctica. Una constatación que, sin embargo, fue durante muchos años rechazada por los portavoces de un discurso más rígido sobre la identidad (Donnelly, 2006). Esta autenticidad está vinculada a las transformaciones de estos espacios en lugares - los cuales son reveladores de tendencias y de fenómenos sociales - pero también a la importación de referentes externos y otras for-mas de mediatización. La autenticidad es al mismo tiempo una causa y consecuencia de las cambiantes morfologías y estatus de las zonas de escalada. Así por ejemplo, la popularidad de una zona y su sobre-frecuentación suele ser considerada por ciertos escaladores como una pérdida de autenticidad, lo que provoca al mismo tiempo el desplazamiento de estos grupos elitistas hacia otras zonas más vírgenes. III. Elementos etnográfcos del lugar Dentro de media hora, el sol estará por encima de la montaña vecina, calentará el apar-camiento y la zona de acampada convertida en el domicilio improvisado de una centena de escaladores. En este caso, hablamos de dos grupos de escaladores 7 , estableciendo y repro-duciendo fronteras entre los individuos. Sin duda reductoras de la heterogeneidad de los grupos y particularidades individuales, estas fronteras son relevantes y necesarias a un acer-camiento de los fenómenos de distinción social y espacial. Si algunos llevan unas semanas escalando y viviendo en la zona, la mayoría está de paso el n de semana, aprovechando unas condiciones meteorológicas optimas. Mientras las tiendas y las furgonetas comienzan a secarse bajo los primeros rayos de sol, los grupos de escaladores, diseminados por este espacio, reúnen poco a poco el material y avituallamiento necesario para el día de escalada. Algunos se han marchado ya aprovechan-do el frescor de la madrugada e intentando evitar la subida de temperatura dado que el calor disminuye la adherencia de la roca y aumenta la dicultad de la escalada. Aprovechar el n de semana no es menos importante a la hora de comenzar la jornada, especialmente para aquellos que vuelven a casa el domingo. En el parking un grupo pequeño de escaladores se ha reunido alrededor de una furgoneta. Charlan sobre las últimas novedades de la escalada, los pies de gato 8  recién comprados, mientras desayunan alegremente. Diferentes grupos pero también diferentes idiomas; los escaladores de n de semana vienen por lo general de provincias o países limítrofes: suizos alemanes, suizos italianos, italianos, austriacos y nu-merosos alemanes. La mayoría tiene entre 20 y 30 años y predominan los hombres sobre las mujeres. A través de estos escaladores se dan a conocer las últimas tendencias en la industria de la escalada, tanto en lo referido al vestuario (marcas especializadas, vestidos de moda) como a nivel de material especíco 9 . Estrenan las colecciones de sus marcas favoritas, gene - rando una sensación de uniformización estética entre los escaladores. Estos productos son una manera sencilla de reivindicar y expresar la especicidad de su práctica, y los límites del grupo, dentro de las distintas modalidades 10  que tiene la escalada en roca. Poco a poco, los diferentes grupos formados en el aparcamiento toman la dirección del puente que per-mite cruzar el barranco y entran en el bosque donde se encuentran los bloques. Saludan a los conocidos y se informan respectivamente sobre sus planes con el n de encontrarse en el bosque durante el día. Poco después de la partida de la mayoría de los escaladores, otro grupo se reúne bajo una raa montada en una esquina de terreno de acampada y apoyada por un lado a una cabaña 7 Volveremos a estas nociones de manera mas detallada en la tercera parte del artículo. 8 Zapatos especiales para la práctica de la escalada.9  Crash-pads  o colchonetas que protegen las caídas. 10 Hay marcas especializadas en una o varias modalidades especicas.
Related Search
Similar documents
View more...
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks