Introducción a la edición de Oscura noticia / Hombre y Dios de Dámaso Alonso

Description
ALONSO, Dámaso, Oscura noticia / Hombre y Dios (edición de Antonio Chicharro Chamorro), Madrid, Espasa Calpe, 1991, col. «Austral», núm. 247, 216 pp. ISBN: 84-239-7247-x. Los libros poéticos Oscura noticia (1944) y Hombre y Dios (1955), de Dámaso

Please download to get full document.

View again

of 27
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Information
Category:

Internet

Publish on:

Views: 16 | Pages: 27

Extension: PDF | Download: 0

Share
Tags
Transcript
  DAMASO LONS OSCURA OTICIAHOMBRE DIOS Anronio hl.t'*. Chamo'o COLECCIÓN USTRAL ESPASA ATPE  himero edición: 6II- I 959Tercero diclón: IE-XII-|9 I. @ Herdqas de ünoso Alottsp@ EsWo-CalF, S. A.Maqueta dc cubi€rta: Enric SatuéDefisito legol: M. 11.551-1991ISBN A-X9-7217-XImprao en EspllaPrintd in SpoinTsllerw grQficos de lo Hitoriol Espq&-Col6, S. A.Corretero de InIn, km. 12,2ü. 280y':9 Ma&A @ INDICE It.¡TRoouccIóN de Antonio Chicharo Chamorro.Consideraciones reliminares ...........El poeta el crítico ............Poesía y poética: <<Por aminos de belleza azarpazos>>De Oscura noticiaDe Hombre y Dios BmuocRerÍeNunsrna EDrcróN OSCI.JRA NOTICIAO scura Noticia ( 1 933- 1943) .......Dedicatoria ........Sueño e as dos ciervas .........Ciencia de amorDura luz de muerteAmorA los que van a nacerManosDestrucción nminentel11113 t72l32 4357636567697073747677  IOContinúan los cuatro sonetos sobre a libertadhumanam. ArrepentimientoIV. Vida-Libertad .......Soledad en DiosEpílogo: Hombre soloE,se muerto ............Gozo del tactoA un río le llamaban CarlosNotas del poeta iwotcp 20r20r2022032012092r0215 INTRODUCCION Para María Francisca, mi mujerCowSIoBRACIoNES RELIMINARESOscuna NorrcrA (1944) y HorrnnnE Dros (1955),importantes libros poéticos de Dámaso Alonso, hanresultado de alguna forma oscurecidos para un ampliosector de lectores por la fortuna crítica del poemarioHijos de a íra,publicado a os pocos meses del primerocitado, también en 1944. En concreto. OscuRA NorI-CIA, a pesar de ser un libro tan renovador como aquel yresultar indispensable para su comprensión (García dela Concha, 1987, pág. 49I), quedó peor parado -deHol{gnn y DIos hablaremos más adelante- de esacoincidencia en un año cuya radical importancía parala poesía española no ha dejado de reconocerse desdeentonces. De esta manera, entre otros, 1o ha señaladotambién Ricardo Gullón (1965, págs. I77-178): <<Así,el estallido de Hijos de la íra pudo conjeturarse, pudopreverse con bastante precisión si alguien hubiera leídobien, leído a fondo algunos poemas de Oscura Noticiapero los lectores resbalamos por esas íneas apasiona-das y doloridas sin advertir el alcance, en profundidad,del cambio. Ahora, situadas en su lugar, es imposiblenegar su evidente carácter premonitorio; allí hervían ya  12 ANToNro )HICHARRI cHAMoRRo a fuego lento sentimientos que se desbordaron en ellibro siguiente.>> Pero, aparte de la razón señalada,exlste otra que sólo queda apuntada en a cita transcrita:este cambio se nota en <<algunos oemas>>. l carácter11tg-lógico del libro, que recoge poemas escritos entrel9I9 ,y 1943, probablemente terminara por difuminarla radical novedad que los últimos dieóiséis poemasescritos, calculadamente puestos al frente dé libro,encerraban. Pero de esto hablaremos en su momento.. Si dejo planteada ahora esta cuestión desde el prin-clplo, es porque su conocimiento por parte del léctorresulta imprescindible para compiendér los criteriosque han obrado en la presente edición y estudio intro-ductorio, pues, dados como somos alaréducción críticay a Ia consecuente creación de espacios ópicos, Dá-maso Alonso viene siendo valorado sobre todo por serel autor de su excepcional libro Hijos de la ira.Én estesentido sólo hace alta echar una ojóada a a biblio grafíasobre su obra poética y a las numerosas edicione-s rí-ticas del citado libro. Pues bien, esta circunstancia meha inclinado a pensar que gran parte de los virtualeslectores de OscunA NoTICIA Horvrgnn y Dros es co_nocedora de su famoso y renovador libro, así comoposeedora de una información sobre el poeta. por estaraz6n, he preferido centrarrne en el estudio de estos doslibros, que tienen una unidad más que editorial, comoveremos, dejando sólo apuntadas ciertas generalidactesreferidas a la trayectoria vital y poéticá de DámasoAlonso, máxime teniendo en cuenta que, por poner uncaso, en esta misma colección existe uná edición deHijos de la íra que cuenta con un excelente y extensoestudio previo de Fanny Rubio, en el que aboráa no sóloel poemario en cuestión, sino tambien la bioerafía delpoeta y del filólogo y el estado de a poesía es[añola depnmera postguerra hasta 1944, aparte de otrai cuestio_nes de interés. mrnonucctów 13 El posrn Y EL cRÍTrcoAunque no deban lvidarse iertos datos biográficosexternos pueden consultarse, aparte de las notasautobiográficas el poeta en 1969, 1984 ó 1985), asbiografías preparadas por Zortta (1976) y Mateo(1990)-, tales como su nacimiento en Madrid, en1898, ño de amplia memoria istórica, u vinculaciónfamiliar a Galicia, sus años escolares n colegios eli-giosos, el inicio de sus estudios de ingeniería, su en-fermedad cular y consecuente ambio de carrera uni- versitaria, estudios e Letras, su posterior paso por elCentro de Estudios Históricos primeros e mportantesviajes profesionales Alemania e nglaterra, tc., o queen cualquier caso no puede gnorarse es la tempranaatición por la poesía que siente Dámaso Alonso: <Yobuscaba poesía, me gustaba eer poesía, cuando eraniño (...) Desde 1914, al salir del colegio, eí más am-pliamente también mpecé escribir poesía> íbídem,pág.9); ampoco, u devoción ectora por Rubén Daríoy personal escubrimiento, n 1918, de Antonio Ma-chado y Juan Ramón Jiménez; ni, qué duda cabe, suamistad on os del2l e interés rítico por a poesía en particular por la de Góngora.En realidad, 1o que no puede perderse e vista es elíntimo proceso e base deológico-estética teórica porel que el oven y enamorado ector de poesía erminarápor hacerse l mismo anto poeta como crítico, facetasque, a simple vista aislables, specificadas ibliográf\-camente, tc., andan mbrincadas ermentándose mu-tuamente. Ahora bien, aunque no podemos en estaocasión astrear n concreto dicho proceso, o que ex-cedería os límites de esta ntroducción, no queremosdejar de resaltarlo, al como algunos críticos 1o hanhecho con buen criterio.En este sentido, por citar sólo a unos cuantos, antoAlvarado de Ricord (1968) como Devoto 1973),De-bicki (1974), Silver (1979) o García de la Concha  14 ANToNro IHICHARRI cHAMoRRo (1987) han ormulado algunas onsideraciones l res-pecto en unción de sus-pópios ntereses ríticos, comoes ógico. Así, Alvara¿b ¿ó Ricord ]"g" ;;ñ#u. qu.los terrenos er poera, del crítico y o"iiirorogálln ro,que se desenvuelve. agistralmenté ámaso ónro, .nocasiones o se deliriitan del todo: <<O ea _dice(ib?:.y,pág.19)-que el írico suele nvadir J crítico,y el filólogo asoma én el poera en su rñ;;;áefini_torio, en su abundancia ipresiva, etc.) ) D; lu .on_junción del nvestigador ientífico y del'creadoiartís-tico nace a grand{za e su obra.,. lgr otra parte, no olvidemos que en sus eflexionesteóricas obre oi grados de conócimiento-á.lu'ouruliteraria, expu_estas n su poesía ,rpoiiti oá*uroAlonso no sólo prantea adicares imites á ,óno.i-miento estilístico, el de base ciéntiri.u, ,rno uJ'turn-bién esalta a necesaria ondicién r.aáora dei crítico,Daniel Devoro planrea a unidad.n oiig* ;.lLUu,facetas: "4gli prueba Dámaso Álonso afi.ma^(ibí_(t^.,pág.2a%:.lg-que rodos abemos: u" o Jno a.los buenos aros ilólógos on qu" contamos orque esal mismo tiempo uno?e los ,áros-bq;"* ñJrJ, qu.poseemos ...) Dámaso lonso sabe ablar¿Jto"pl"tu,porque es poeta, porque s poeta abe acer ilblogíahasta e sí mismo.>Pero el crítico y el filórogo no sólo están resentes n :1ry111:19 l: noes o99,f,ara leva, uu.ñ uéno nu escntura oética l nutrirlabstéticamente e,to-o ¿i..García de a Co3c,ha. ibídem., ¿gr. 501_502), uchamateria que se d¡.r:ru nerte, sinó que se encuentran s_trechamente nidos al resolver de una misma manerauna constante ualidad en su obra, ar como o piu"t.uDebicki en su complero estudio b¿;;;;'Áiiíi'rpa-qina.s 6-27): <<Por n lado está constantemente hon-Ílld" lo más posible denrro de los úiiJ;;-d"'ro,renomenos n sener{ y de la literatura en particular,utilizando su rómen u;ñ;u f.ono.imienros críti-cos filológicos para obIen". .ó-prensiones lo -más n'trnooucctó¡,t 15plenas posibles. Pero al mismo tiempo alcanza a sentirlas limitaciones e imperfecciones de la inteligencia hu-mana y de a humanidad, a ener una conciencia afectivade a condición y de as ragedias del hombre y a plasmarvívidamente esta condición y estas ragedias. El grantriunfo de Dámaso Alonso es que se las arregla parafundir y combinar estas dos actitudes y estas dos de-mandai.,Si tomamos en cuenta este razonamiento, rechaza-remos, como 1o hace Silver (ibídem, págs. 10-11), ladivisión de Dámaso Alonso en científico empedernidoy poeta ntuitivo, ya que <<vayamos e la mano del "in-tuitivo" o del "científico", el resultado es el mismo: tardeo temprano, toparemos con el límite de lo inefable>.Pero no sólo toparemos con tal límite sino que nosencontraremos de leno con un único instrumento com-prensivo: la intuición (téngase en cuenta lo dicho ennota a propósito del poema curiosamente titulado< 1. u Palinodia: La inteligencia>> no se olvide tampocola serie de razones con que explicamos más adelante elproteico título Oscuna Norrcra).Hablar, pues, de <<otro>> ámaso Alonso cuando ha-blamos del poeta, siendo como es un agrieteado sujetoliterario total, puede tener más inconvenientes queventajas críticas, a no ser que se haga, como en ei casode Ricardo Gullón en su artículo <<El otro DámasoAlonso> (1973, pág. 168), paÍa mostrar una doble ycontrovertida imagen de una sola y desgarrada ealidadhumana: <<De odos sus compañeros de "generación"ninguno aparece ante el público con aspecto más serio,con rostro más oficial. Es un espejismo: ninguno tantorturado por las presiones sociales, tan anhelante degritar, escapar, decirse y ser en libertad.>Pero, fuera de espejismos e imágenes, lo que cier-tamente no nos interesa perder de vista es, aparte de laidentidad ideológica en srcen, el resultado final de esadoble faceta: el torturado poeta proyectado hacia den-tro en su propia intimidad, el <<hombre omo pozo>> el
Related Search
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks