Encuentros en la encrucijada Mapurbe: David Aniñir y la poesía indígena contemporánea

Description
Encuentros en la encrucijada Mapurbe: David Aniñir y la poesía indígena contemporánea

Please download to get full document.

View again

of 21
All materials on our website are shared by users. If you have any questions about copyright issues, please report us to resolve them. We are always happy to assist you.
Information
Category:

Reviews

Publish on:

Views: 2 | Pages: 21

Extension: PDF | Download: 0

Share
Tags
Transcript
  Latin American Research Review, Vol. 48, No. 1. © 2013 by the Latin American Studies Association. ENCUENTROS EN LA ENCRUCIJADA  MAPURBE David Aniñir y la poesía indígena contemporánea  Juan Guillermo Sánchez M. University of Western Ontario Resumen: En el año 2005, David Aniñir publica Mapurbe  en Santiago de Chile, un  poemario que ha generado polémicas y reflexiones sobre la identidad, la lengua y la glo-balización del pueblo mapuche-huilliche entre los críticos de la poesía chilena y los pro- pios poetas indígenas. Debido a la novedad del poemario, pocos estudios han abordado Mapurbe  desde un enfoque que trascienda el siglo XXI en Chile. De ahí la necesidad del  presente trabajo al analizar el collage lingüístico en Mapurbe  en el contexto de la poesía indígena contemporánea; y al situar en retrospectiva la propuesta estética de Aniñir a  partir de dos categorías de las ciencias sociales: colonialismo y colonialidad. El presente artículo, más allá de perseguir colectividades o representaciones de comunidades nativas, persigue subjetividades indígenas en intersecciones co-munes. Desde grandes campos temáticos como la ironía, el desarraigo y la identi-dad, este texto se centra en la manera cómo el poeta mapuche intenta nombrar en castellano-mapudungun su situación subalterna. El título del libro a trabajar,  Ma- purbe,  es un neologismo que superpone las dos lenguas y con el que Aniñir quiere señalar la heterogeneidad de los mapuche urbanos. La imagen de la encrucijada es inevitable: un cruce de caminos en el que diversos discursos, lenguas, pasados, se encuentran y se sobrepasan.La propuesta está dividida en tres partes que, a pesar de sus tonos disímiles, se complementan. “Encrucijada mapurbe ” hace énfasis en los intercambios lingüís-ticos y culturales que constituyen la poética de Aniñir; entre el verbo ajeno y la poesía de confluencias relaciona esta poética con autores indígenas contempo-ráneos en encrucijadas lingüísticas semejantes o paralelas; finalmente, oralidad, escritura y alfabetismo demuestra cómo esta encrucijada contemporánea tiene raíz en antiguas circunstancias coloniales, las cuales —según los propios poetas indígenas— aún no han sido resueltas y continúan, por tanto, definiendo la colo-nialidad en América Latina. ENCRUCIJADA   MAPURBE David Aniñir Guilitraro es hijo de inmigrantes mapuche que llegaron del sur de Chile. Ana Muga (2005) abre así su entrevista con el poeta: “De srcen mapu-che por padre y madre, David Aniñir Guilitraro vino a nacer en la periferia de la ciudad de Santiago, donde se conocieron sus progenitores, expulsados de sus P6079 48 1 Master.indb 91 P6079-48-1-Master.indb 91 12/10/12 3:05:22 PM 12/10/12 3:05:22 PM  󰀹󰀲  Latin American Research Review  tierras ancestrales por la pobreza y los siglos de usurpación”. 1  Reportajes, entre-vistas, videos y textos poéticos repiten la expresión “mapuche de hormigón”, con la que Aniñir busca autorepresentarse, al tiempo que reflejar la experiencia de toda una generación de jóvenes mapuche desarraigados, los cuales en su mayoría han perdido la lengua: el mapudungun.Sin embargo, a pesar de la pérdida, Aniñir se autoreconoce nieto de Lautaro —líder de la resistencia nativa contra las fuerzas de Pedro de Valdivia durante la guerra de Arauco— y, desde las calles de Cerro Navia o La Pintana (comu-nas periféricas de Santiago) y junto al Río Mapocho, ha sido parte de múltiples movimientos culturales mapuche en la ciudad como El Rock en Río (homónimo del festival en Brasil), de donde se fueron gestando términos como mapuheavy  y mapunky  (variaciones de mapurbe ). 2  Según las declaraciones del poeta en la misma entrevista con Muga, los poemas de  Mapurbe  se fueron gestando desde 1995; pero será hasta el año 2003 que el poeta y gestor cultural mapuche Jaime Luis Huenún incluya un fragmento de la obra en su antología 20 poetas mapuche contemporáneos,  en cuya introducción leemos: “Estas palabras se han soñado, se han buscado y se han escrito en dos idiomas (el mapudungun y el español) y en dos mundos (el mapuche y el chileno); ambos todavía no terminan de encontrarse y de entenderse en plenitud. Pero los nudos de la historia y de la sangre podrán —quizás— ser desatados por la poesía” (Huenún 2003, 7). Al margen de los grandes centros edu-cativos y editoriales de la capital, en el 2005 el proyecto Odiokracia Autoediciones publicará el poemario completo, en el que Aniñir (2005) pugna con la gramática del castellano desde su disidencia académica: Yo aquí me enfrento a mi realidad, no manejo, soy un incipiente poblacional que observa, pero yo no he tenido formación académica, yo no he tenido mis conocimientos planteados dentro de la comunidad mapuche donde yo pueda defender y revalorar mis derechos y ahora soy de la ciudad. Estudio en la nocturna porque me echaron de la educación media, ahora estoy en la enseñanza superior, pero esta formación es deformada, es dura, por la realidad que me tocó vivir. Tanto en la entrevista de Muga como en los comentarios de Huenún y Aniñir, las expresiones que se emplean para presentar y exaltar esta poesía contienen térmi- 1. Un porcentaje importante de las obras citadas en el presente texto es extraído de Internet. Cui-dando la calidad de las fuentes, este gesto crítico buscar estar acorde con la poética de Aniñir, quien en su poema “Lautaro” actualiza la imagen idílica del héroe mapuche y la ubica en el ciberespacio. En la era informática, Aniñir se apropia de los espacios democráticos de la Web (p. ej. blogs, YouTube, websites ) y convoca desde su poesía a la resistencia cultural. Esta entrevista de Ana Muga, por ejemplo, es publi-cada en el magazín del Movimiento de Izquierda Revolucionaria de Chile. Por otro lado, si se analiza cada uno de los sitios a los que este trabajo hace referencia, se puede concluir que la labor sociocultural de Aniñir no sólo está atravesada por las tradiciones mapuche y por algunas tendencias mainstream  del Santiago de Chile contemporáneo (p. ej. hip-hop, punk), sino por corrientes ideológicas que, si bien no definen su poesía, nutren sus metáforas e ironías. Para profundizar en este tema, ver el artículo de Maria José Barros Cruz (2009).2. Según el último censo poblacional de Chile, realizado en el año 2002, en la capital habitaban aproximadamente 292.000 mapuche, cifra que equivale a cerca del 30 por ciento de la población total del Gulumapu (la gente de la tierra, los mapuche). Ver el testimonio del antropólogo mapuche Enrique Antileo, entrevistado por Wladimir Paneimal (2010), el cual contextualiza y justifica los neologismos y los juegos lingüísticos de la poética de Aniñir, siempre exaltando la mezcla y la heterogeneidad. P6079 48 1 Master.indb 92 P6079-48-1-Master.indb 92 12/10/12 3:05:23 PM 12/10/12 3:05:23 PM  ENCUENTROS   EN   LA   ENCRUCIJADA    MAPURBE   󰀹󰀳 nos que insisten en la continuidad de una situación colonial: “nietos de Lautaro”, “siglos de dominación”, “nudos históricos” son algunos de ellos. Comprender el hilo histórico que atraviesa esta propuesta estética es uno de los desafíos del pre-sente texto. “Mapurbe” 3  es el poema que le da título al libro: Somos mapuche de hormigónDebajo del asfalto duerme nuestra madreExplotada por un cabrónNacimos de la mierdópolis por culpa del buitre cantorNacimos en panaderías para que nos coma la maldición.Somos hijos de lavanderas, panaderos, feriantes y ambulantesSomos de los que quedamos en pocas partesEl mercado de la mano de obraObra nuestras vidasY nos cobraMadre, vieja mapuche, exiliada de la historiaHija de mi pueblo amableDesde el sur llegaste a parirnosUn circuito eléctrico rajó tu vientreY así nacimos gritándoles a los miserablesMarri chi weu!En lengua lactante.Padre, escondiendo tu pena de tierra tras el licorCaminaste las mañanas heladas enfriándote el sudorSomos hijos de los hijos de los hijosSomos los nietos de Lautaro tomando la microPara servirle a los ricosSomos parientes del sol y del truenoLloviendo sobre la tierra apuñaladaLa lágrima negra del MapochoNos acompañó por siempreEn este santiagóniko wekufe maloliente 4 La encrucijada mapurbe de David Aniñir es un territorio de contrastes. En el poema, Santiago de Chile es la imagen misma del ser mapurbe (“debajo del as-falto duerme nuestra madre”) en la que se superponen físicamente dos universos (el que explota los recursos y el trabajo, y el que preserva la naturaleza y enuncia desde la colectividad); es una ciudad en la que se dan cita el cemento, la madre tierra y el  pewma  (sueño, territorio sagrado mapuche); es el peso del hormigón sobre la memoria ancestral, y la radiografía de una sociedad en la que los indíge-nas ejecutan sólo ciertos trabajos (“Somos hijos de lavanderas, panaderos, ferian-tes y ambulantes”); es la morada de una generación de inmigrantes confundidos (“Desde el sur llegaste a parirnos”) en tanto han perdido a la tierra, su madre 3. A partir de este momento, todos los poemas de Aniñir (con una sola excepción, “Temporada Apo-lógika”) serán extraídos del sitio Web de la organización mapuche Meli Wixan Mapu, actualizados el 23 de febrero de 2005. La lista de comentarios del sitio al final de la selección de poemas llama la atención, pues llegan desde distintas partes del mundo y demuestran —como el mismo Aniñir lo propone y describe en su poema “Lautaro”— la existencia de redes trasnacionales de lectores diversos en torno a este corpus.4. Este poema (y los otros en este artículo) es reproducido con el permiso del autor. P6079 48 1 Master.indb 93 P6079-48-1-Master.indb 93 12/10/12 3:05:23 PM 12/10/12 3:05:23 PM  󰀹󰀴  Latin American Research Review (“Padre, escondiendo tu pena de tierra tras el licor”). Con la actualización de Lau-taro y la yuxtaposición de tiempos (guerra de Arauco, siglo XXI), Aniñir parece reconstruir la figura deshecha del mapurbe en un collage móvil y múltiple que le permite, a un mismo tiempo, estar en la ciudad y el sur (“Somos los nietos de Lautaro tomando la micro”).Para María Barros Cruz (2009, 33) —investigadora de la Pontificia Universidad Católica de Chile—, la gran diferencia de esta poética con la generación anterior de poetas mapuche (p. ej. Elicura Chihuailaf, 5  Leonel Lienlaf, 6  Graciela Huinao 7 ) reposa en la resignificación de la identidad indígena desde un nuevo escenario: la ciudad. Partiendo de los estudios de Bernardo Subercaseaux, Barros Cruz sos-tiene que la estética mapurbe es posible gracias a dos elementos: los distintos grados de globalización por un lado; y por el otro, las tensiones entre las diná-micas homogeneizantes (como el hip-hop, el punk, la Internet, el heavy metal, el inglés) y las dinámicas heterogeneizantes (el mapudungun y las tradiciones mapuches). 8 En  Mapurbe,  la atmósfera ritual, el diálogo con los abuelos junto al fogón, las constantes referencias a las plantas sagradas, al canto de los pájaros o al misterio que envuelve el sueño, las palabras de los médicos tradicionales, las lagunas o las piedras, son todos escenarios presentes por ausencia. Leonel Lienlaf explica mejor esta circunstancia en el prólogo mismo del libro, en donde se dan pistas sobre el encuentro de las lenguas, las corrientes homogeneizantes y heterogeneizantes, y 5. Como precursor de la poesía nativa actual en Chile, Chihuailaf propuso desde los años noventa que este corpus se estaba escribiendo a orillas de la oralidad. Entonces, optó por la palabra oralitura  para nombrar esa literatura que reflejaba lo que los mayores estaban contando y diciendo. Sin embargo, aunque Aniñir respeta y recobra retazos de la oralidad mapuche que llega hasta su historia personal, también escribe a orillas de la ciudad y de sus voces. De ahí que la heterogeneidad de las poéticas indí-genas contemporáneas parece desbordar el término oralitura.  El portal del escritor del proyecto letras.s5 reúne un archivo multimedia significativo de textos literarios, entrevistas y artículos relacionados con la obra de Chihuailaf (http://www.letras.s5.com/archivoelicura.htm).6. Néstor Barron (2008, 61) presenta así al poeta mapuche en su antología Kallfu Mapu/Tierra Azul:  “Música por partida doble: como poeta y músico, Leonel potencia la sonoridad del mapudungun en sus textos que, como realmente debiera ser tratándose de este idioma, parecen concebidos para la oralidad antes que para la página inmóvil o el sentido literario y literal [. . .] Imagen por partida doble: poesía y cine también se han unido en su trabajo, como puede verse en los guiones de We Tripantu y Quinquen, tierra de refugio (dirigida por Margarita Campos), entre otros”.7. Escritora autodidacta que nació en 1956 en la ciudad de Osorno, región de los Lagos, Chile. Como Briceida Cuevas entre las escritoras mayas, Huinao propone una mirada alterna a la de los poetas hom- bres, desde su sensibilidad y conocimientos de las tradiciones mapuche-huilliche. En palabras de Ba-rron (2008, 18): “Poeta fundamental, mujer mapuche urbana, ser sensible a la conciencia de que impedir que muera la memoria de su pueblo es una misión irrenunciable, eterna muchacha caprichosa que se empeña en vivir de lo que escribe [. . .] ‘Siempre me ha apasionado el misterio de la medianoche. Pare-ciera que el firmamento dejara caer afilados cuchillos hacia la tierra, partiendo la noche en dos. Pienso en mi madre a medianoche, un 14 de octubre de 1956, cuando mi boca se lleno de sur’”. Ha publicado Walinto  y La nieta del brujo. 8. Al decir “tensiones”, Barros Cruz (2009) está señalando la dificultad de enumerar estas dinámicas, debido a que si bien el hip-hop o el punk son hoy géneros mainstream, el hecho de ser cantados o fusio-nados con lenguas o instrumentos nativos hace de estas expresiones, al mismo tiempo, un resultado no -mainstream. Paradoja propia de la encrucijada, ya que  Mapurbe  se enuncia desde la ciudad, y desde el grito, el boicot, la subversión poética (propia de la vanguardia, el punk o la resistencia indígena, según se mire), su voz extraña la tradición y revela el vacío de una generación. P6079 48 1 Master.indb 94 P6079-48-1-Master.indb 94 12/10/12 3:05:23 PM 12/10/12 3:05:23 PM  ENCUENTROS   EN   LA   ENCRUCIJADA    MAPURBE   󰀹󰀵 la autorreflexión: “Sentado sobre su periferia construye el centro del universo de sus palabras, construye de su caída el camino de retorno, balbuceando palabras en mapudungun, aferrándose al recuerdo de la noche y las historias olvidadas de la tierra. 󰁭󰁡󰁰󰁵󰁲󰁢󰁥 nos viene entonces con palabras fuertes como latigazos, no como plegarias, sino como sacudida envalentonada” (Barron 2008, 120).¿Cómo entender estos latigazos, estos balbuceos? Releyendo el poema que le da título al libro, se puede concluir que: por un lado, son el resultado del querer recobrar la lengua indígena, la lengua lactante (  Marri chi weu !), pero por otro lado, son la consecuencia de esta búsqueda, es decir, el resquebrajamiento del caste-llano ( santiagóniko wekufe ), esa otra lengua (paradójicamente la lengua nativa de Aniñir) con la que el poeta no alcanza a nombrar su condición mapurbe (anfibia, como dice él mismo en otro de sus poemas: “Wanglen”). De cualquier forma, Ani-ñir fractura ambas lenguas con sus constantes kas del mapudungun y sus crasis o contracciones (mierdópolis), apoyándose en el slang  de los jóvenes “mapuche de hormigón”, configurando así un estilo que recuerda las interlenguas del chi-cano o el spanglish.  En “Temporada Apológika”, se puede apreciar mejor este tono singular: Mis mapuchemas no entienden nadaExtienden el descontento de los muertosY su futura compañía,Mis mapuchemas son elásticos quemadosCenizasRimas de vientos ancestrales.Mis tristezas se fecundan en el vientreDe la madre más putaMis putesías son como gotas de semenCómicas cuestiones que SEMENacenMis problemas vienen de nativos árboles de cementoConfusión tierra asfaltoEléktrica alegríaPaciencia de ratos.El lexema recorre mi poca carneDe pronto el lenguaje es líquido y diferenteEs sombra que se le antoja hacer lo que quieraEs la misma sombra que se agarra a cabezazos.Es como empezar escribiendo ESEs . . . es . . . es . . . Es escribir los versos más tristes esta nocheColocando a todos enfrenteEs escribir los versos más tristes “tonight”los verbos son pequeños roqueríos de nuestras montañas pensantes verbo azul ver-bo-luble󰁥󰁳󰁣󰁲󰁩󰁢󰁩󰁲 󰁢󰁥󰁳󰁡󰁲 󰁡󰁭󰁡󰁲Vosotros escribísEllos se amanÉl te besa P6079 48 1 Master.indb 95 P6079-48-1-Master.indb 95 12/10/12 3:05:24 PM 12/10/12 3:05:24 PM
Related Search
Similar documents
View more...
We Need Your Support
Thank you for visiting our website and your interest in our free products and services. We are nonprofit website to share and download documents. To the running of this website, we need your help to support us.

Thanks to everyone for your continued support.

No, Thanks